viernes, mayo 17, 2013

Empleabilidad y Rentabilidad de la Kinesiología Chilena

Hoy se puede estudiar kinesiología en cerca de 90 sedes de 29 universidades en y dos institutos profesionales. En todo Chile hay algo así como 24.500 estudiantes en sus aulas.
Con excepción de la UBO y la Universidad SEK, que ofrecen régimen vespertino, el régimen de estudio es diurno presencial.
La empleabilidad de los kinesiólogos es la más baja de las profesiones de la salud, condición que se mantiene hasta el quinto año posterior al egreso.
Comparándola con enfermería, cuyas primeras 10 escuelas tienen el 100% de empleabilidad al primer año de egreso y un sueldo de 1.100.000 pesos el quinto año, los kinesiólogos tienen una empleabilidad que promedia el 89% con un sueldo algo superior a los 500 mil pesos el primer año, los 800 mil pesos el tercero y los 950 pesos mil entre el quinto y décimo año.
De las diez profesiones de la salud los kinesiólogos ocupan el noveno puesto en renta durante el primer año y el séptimo lugar al quinto año de profesión. Según estadísticas del último trimestre de 2012, emanadas del Mineduc y del Centro de Estudios Públicos, el primer año de ejercicio de la profesión - con similar ratio de empleabilidad hasta el tercer año -  espera al kinesiólogo con un sueldo similar al de un técnico en administración de empresas,  al de un contador auditor o al de un cientista político. Hasta el segundo año puede optar a un sueldo que se equipara al que recibe un técnico en enfermería, un nutricionista, un filósofo, un técnico en mecánica industrial o un técnico en química industrial.
Sin embargo, el nicho de sueldo progresa a lo largo de los años, distanciándose de los anteriores y llegando a compartir la realidad laboral con el médico veterinario, el ingeniero en acuicultura, el licenciado en química, el sociólogo, el antropólogo, el publicista y el psicólogo.  
La rentabilidad de la kinesiología es catalogada como media. Esto significa que la cantidad de tiempo que le tomará al egresado para recuperar la inversión será entre 3 a 5 años.
El kinesioólogo en Chile puede esperar un sueldo de 8 millones el primer año y de 11 millones para el quinto año de profesión. Esto le permitirá amortizar los cerca de 16 millones de pesos invertidos ( sin intereses) solo en el pregrado durante los 6,5 años que realmente dura la carrera para el promedio de los egresados. Es decir, que según el reajuste proyectado de su sueldo podrá acumular en su vida laboral cerca de 60 millones de pesos.
Sin embargo, la situación puede ser más compleja ya que según el mismo análisis del CEP para el 39% de todos los titulados de la educación superior en Chile la carrera que estudió no será rentable, es decir, que si hubiesen trabajado recién salidos de cuarto medio tendrían mayores ingresos que si hubiesen estudiado, amén de no tener una mochila de deuda por ese concepto.  
Según esto, de los 1400 kinesiólogos que en promedio se deberían titular este año, 546 se dedicarán a otras actividades, cifra que haciendo ciencia ficción equivale a que 18 generaciones completas de kinesiólogos egresados de las cuatro escuelas que impartían la profesión en el país entre los años 1985 y 1989 ( cuando yo estudié)  hubiesen desistido de ejercer la profesión y dedicarse a otra cosa.
Los kinesiólogos poseen una carrera universitaria con honores académicos, docencia e investigación pero con sueldos que son homologables al nivel técnico hasta el quinto año de ejercicio profesional, que es cuando la profesión podría comenzar a ser rentable y permite pensar en invertir en el postgrado. 

Y esa es otra historia.

Etiquetas: ,