lunes, marzo 21, 2011

Adicto

How addicted to Twitter are you?

Created by Oatmeal

lunes, marzo 07, 2011

La ruta de la Discapacidad

Persa del Bio Bio - Santiago de Chile (2010)

La discapacidad es un concepto clave en mi actividad profesional. Estoy entrenado para reconocerla, describirla y tratarla. Voy por la vida mirándola y descubriéndola. Me es cotidiano identificar las barreras y facilitadores que enfrentan los discapacitados en los espacios de mi ciudad. Me fijo en las nomenclaturas usadas, en los autos sin la cruz de malta estacionados en espacios reservados, en las escaleras, el transporte, los accesos imposibles de uso público y en como los afectados se desenvuelven con mayor o menor fluidez en ellos. En fin, en nuestra cultura de la discapacidad.

Sao Paulo, Brasil (2009)
Y esta cultura de la discapacidad es precaria. Es algo que en Chile se aprendió en las últimas tres décadas gracias a la Teletón. Gracias a la misma se le vinculó a la caridad, a la pena, al sufrimiento y a la superación personal y familiar; aprendimos que la discapacidad afecta a la familia y sus extensiones.



Clínica Santa María, Santiago (2010)
Salvo dos o tres propuestas estatales bastantes abandonadas no existía voluntad suficiente para justificar poner el tema en el tapete de las políticas de salud pública ni menos resolver el tema de la discapacidad. Todo lo que había provenía de grupos de padres, ONGs, corporaciones y sociedades de carácter privado que debían hacerse cargo de sus discapacitados; de la cuales la Sociedad Pro Ayuda al Niño Lisiado, cuyos orígenes se encuentra en la epidemia de polio en los años cuarenta, se ganó la lotería y benditamente introdujo el problema social a los medios.

Debimos esperar el siglo XXI, en el 2004, para obtener acceso a los resultados del primer estudio nacional sobre discapacidad elaborado por el
INE.

Jumbo Portal Ñuñoa (2010)
En el año 2010, luego de 34 años de teletones y finalizando la administración Bachelet, se dicta la Ley 20.422 que da orgánica al Servicio Nacional de la Discapacidad - SENADIS que depende del MIDEPLAN y tiene por objetivo estimular la igualdad de oportunidades, inclusión social, participación y accesibilidad de las personas con discapacidad. Al fin participación en políticas publicas. Al menos un inicio.

Los antiguos tullidos, lisiados, especiales, hiperkinéticos, disléxicos, ciegos, minusválidos, sordosmudos, inválidos y discapacitados ya tienen representación en el
espacio público. Pido disculpas por lo peyorativo pero mi ironía es bastante menor que la de hospitales y clínicas que todavía hoy lucen sendos espacios reservados para "inválidos" o "minusválidos".

Supermercado Lider Ñuñoa (2011)

El lenguaje construye mundo. Sabemos que la discapacidad incluye tanto la perdida como la dificultad en alguna función de los sentidos, motora o sensorial, para comprender o comunicar. Hoy sabemos que existen personas ciegas y disminuidas visuales, sordas y disminuidas auditivas (aprendí que no existen los mudos) y en general hablamos de "personas con discapacidad" (PcD). Sabemos que en Chile al año 2004 habían 2.068.072 personas con discapacidad declarada, el 13% de la población, uno de cada ocho chilenos. La mitad de ellas corresponden a deficiencias físicas. El resto corresponden mayoritariamente a las de tipo visuales y viscerales.

Parque Bicentenario, Santiago (2011)
Quinientos mil PcD no ha tenido ninguna atención de salud relativa a su discapacidad y solo seis de cada cien PcD ha tenido acceso a rehabilitación. El 75% de las PcD del estudio dependía del sector público de salud. Sabemos que uno de cada tres hogares en Chile tiene un discapacitado en su familia (35% de los hogares) y cerca de un millón de esas personas tiene discapacidad moderada o severa, es decir, que tiene dificultad para sus actividades de la vida diaria, no trabaja y/o requiere cuidados o asistencia. Que uno de cada tres PcD tiene trabajo remunerado. Y que las regiones del Maule y la Araucanía ostentan las tasas más altas de discapacidad nacional.

Portal la Dehesa (2010)

Respecto de las causas de discapacidad en Chile reveladas por el estudio se refieren que el 68% de ellas provienen de enfermedades crónicas, el 15% a problemas degenerativos, el 8% a accidentes, el 7% a causa genética, el 3% relacionadas con el trabajo y el resto, en torno al 1% o menos, producto de complicaciones del nacimiento, violencia, enfermedades de la madre durante el embarazo, desastres naturales o de causa desconocida. El 7% de la población en Chile tiene discapacidad leve, es decir, que puede manejarse con sus actividades de la vida diaria sin asistencia y con cierta dificultad.

Hospital Santiago Oriente (2010)

Aún así la discapacidad sigue siendo "un algo" que está lejos.
Sigue siendo una condición vinculada a la falta de algún miembro y a secuelas de defectos de nacimiento o de alguna enfermedad o trauma. Es una idea que nos hace sentir gentiles cuando podemos ayudar una vez cada dos años al mirar a la distancia el sufrimiento y la fuerza de superación de quienes tienen la desgracia de padecerla. A otros nos mueve la sensibilidad de tenerla en casa o de resolverla.




Mutual de Seguridad, Quilicura

Si volvemos con atención a las causas de las deficiencias que llevan a discapacidad y reparamos en el hecho que en su contexto no todo es impotencia, limitación o restricción, sino que es bastante factible presentar alguna dificultad, permanente o transitoria, en las actividades cotidianas de manera que sentirse y ser parte de este mundo de la discapacidad es más fácil de lo que hasta ahora pensábamos.
Mis capacidades no son la mismas que hace cinco años atrás y si los expertos hablan de que el hecho ver mal aún con lentes ópticos o escuchar mal con aparatos, que si ya no puedo caminar grandes distancias, mantenerme de pie por más de 30 minutos o pararme desde posición sedente, si me cuesta o no puedo mantener una postura exigente, si mi fuerza, capacidad mental, respuesta motora o capacidad amatoria han mermado ya no se trata de la vida misma sino de mis potenciales incapacidades y es factible que de no hacer algo al respecto pase a engrosar las filas de los chilenos en la ruta de la discapacidad.

Etiquetas: ,

martes, marzo 01, 2011

Competencias Profesionales es Salud

Entrevista a Humberto Eyzaguirre A.,
Kinesiólogo, Quiropráctico, Magister en Educación, Director Escuela de Kinesiología UDLA, Reanimador SAMU Metropolitano.


P:¿Cómo no relacionamos las personas en salud?

R: Creo que el sistema de relacionarse entre los profesionales está cambiando, desde un modelo biomédico con una estructura muy vertical a un sistema mucho más transversal pero que mantiene dejos patrimoniales y tradiciones que hoy no es posible superar con solo el cambio de modelo. Yo creo que para un cambio de modelo y para pensar en transversalidad debe pasar mucho tiempo todavía.

P: Entonces, ¿hay aquí una cuestión social, casi aristocrática, que abordar?. ¿Qué se necesitaría para cambiar los patrones de relación en esta dinámica?

R: Las carreras que en Chile han tenido más prestigio fueron primero estudiadas por los hijos de familias económicamente poderosas. ¿Quienes estudiaban medicina? La aristocracia, los hijos de los médicos y otros que tenían las posibilidades económicas. Además, habían estudiado en buenos colegios y con ello pudieron acceder a buenas universidades. Hoy esto está cambiando ya que las universidades privadas han permitido el acceso a la educación superior a familias que jamás antes habían podido tenerlo y que tampoco tuvo acceso a una buena educación previa.

La educación secundaria en Chile se divide en lo privado y en lo público-municipal subvencionado. Los que no pueden realizar sus estudios secundarios en lo privado deben hacerlo en lo público o municipal. Esto deriva en que a la hora de la PSU tienen poco puntaje porque su educación fue mala o muy mala, y por tanto no van a tener opción a acceder a las universidades tradicionales. La opción que les queda son las universidades privadas. Pero esta opción es cara y lo que les queda es endeudarse para obtener una educación. Y aquí tienes una nueva generación de profesionales que no van a ser profesionales de elite porque si bien las universidades privadas tienes carreras de elite como medicina, estas siguen siendo elitistas ya que para acceder a esa educación debes pagar medio millón de pesos mensuales. Ni aunque te endeudes puedes hacer eso si no tienes los recursos que tiene la elite. Entonces van a estudiar kinesiología, enfermería, periodismo, psicología. Carreras más baratas fuera de la elite.

P:¿Esta apertura ocurre para otros espacios donde quizás el que ingresa a la universidad es el primero de su familia que lo hace pero no va a entrar a medicina?

R: Exacto. Entonces, vamos a tener muchos más profesionales pero de termino medio, por decir, no van a ser los que van a ganar plata. Cuando hablo de profesionales de elite me refiero a aquellos de mayores ingresos como medicina, leyes, odontología, arquitectura, etc. Entonces quedan las carreras técnicas o de apoyo y lo que hacen las universidades privadas es que permiten el acceso a la educación superior de personas que en otro momento no lo podrían haber logrado pero mantienen su nivel de endeudamiento y en algunos casos nunca rompen el circulo de la pobreza o del endeudamiento de por vida. Entonces, vas a tener un profesional que va a tener mejores ingresos pero siempre limitados. Innegablemente la universidad privada está cumpliendo un rol social especialmente en la clase media trabajadora. Esto va a seguir siendo así y no hay como cambiarlo aún cuando el sistema vaya cambiando los modelos sociales, los modelos educacionales, los modelos de salud, buscando la transversalidad. Pero lo que finalmente ocurre es que la gente siempre se relaciona desde su origen económico y social. Por ejemplo, en Cuba la cosa es horizontal, existe una transversalidad en las relaciones. Tu estudias tecnología médica, enfermería, kinesiología o medicina por opción, no porque vas a ganar más, obtener más privilegios o mejores condiciones de vida. Acá es distinto.

P:¿Esto afecta la calidad en la atención en salud? ¿Tu crees que las relaciones humanas al interior de equipo de salud la deterioren?

R: El modelo de salud chileno está optando por un modelo biopsicosocial que propone darle prioridad a la promoción y la prevención. ¿Pero quien hace esa pega? Son médicos extranjeros. En los SAPUS no hay enfermeras porque hay déficit de enfermeras clínicas y este modelo que es social se ve afectado y no resulta. Quizás esto implique democratizar un poco más la oferta educativa. Otros dicen que se están creando cesantes instruidos o profesionales cesantes. Sin embargo, la universidad privada esta cumpliendo un rol importante en poder ofrecer educación. Tal vez esta generación sea así pero en el futuro las generaciones no provendrán de padres obreros sino de padres profesionales universitarios, no de elite, pero que generan crecimiento. Finalmente, esto va a ir cambiando. No es posible esperar un modelo transversal cuando lo grupos que son la elite no entran en el modelo.

P:¿Tu ves distancia en un profesional de colaboración preparado en una universidad tradicional y privada?

R: No. No veo distancia en lo técnico - académico pero si veo distancia en lo social. Y eso redunda en los trabajos que puedan acceder porque todo depende de las redes. Si estudiaste en un colegio caro y te fuiste a la universidad cara estás asegurado porque te mueves en una red distinta, donde el valor de tu trabajo cuesta más, es diferente. Finalmente, estudies donde estudies te van a contratar según tu extracción social y la comuna donde vivas.

P:¿Es decir, que consideras que no existe diferencia en la preparación profesional y técnica entre universidades públicas y privadas?

R: Si, existen diferencias pero se nivelan una vez en el campo laboral. Es más, fíjate en lo siguiente. Con esto de la acreditación universitaria, al estudiar las necesidades del mercado, en el mundo de la educación nos hemos dado cuenta que las preferencias y necesidades de los empleadores con respecto a lo que esperan de los egresados son completamente diferentes a la percepción que los académicos, los expertos y los egresados tienen de esas mismas necesidades.

Los empleadores manifiestan una alta preferencia por profesionales con competencias blandas, esto es, que sea culto, que sepa leer y escribir bien, que sea empático, que se relacione adecuadamente. No hay especial disposición por la eficiencia técnica o la especialización, lo cual es algo que según ellos se logra con el tiempo, disposición y dinero.

Entonces, también para las competencias blandas las diferencias son profundas y los que trabajamos en universidades privadas debemos ocuparnos en abordar el desafío de hacer entender a los jóvenes que el comportarse de una manera diferente es clave para integrarse al medio profesional. Como se visten, hablan y cuales son sus intereses, de otra manera son discriminados no importando si lo que hacen lo hacen estupendamente bien. Si le ven bien vestido y con un buen reloj, le darán la oportunidad. Si eres profesional de casa universitaria de elite posiblemente con eso sea suficiente porque lo otro se asume como obvio pero en esta franja donde nos movemos se requieren cuidar esos detalles porque no estamos en la elite.

Deja tus comentarios.