lunes, diciembre 28, 2009


La censura según el DRAE es, entre otras acepciones, el examen y aprobación que anticipadamente hace el censor gubernativo de ciertos escritos antes de darse a la imprenta. En un sentido amplio se considera como el ejercicio, por parte directa del Estado o por delegación en alguna organización o grupo ya sea de tipo religioso, politico o militar, para controlar la libertad de expresión así como la libertad de opinión y pensamientos. Algunas fuentes consideran también que los monopolios mediáticos constituyen una forma de censura. Finalmente, hay quienes consideran censura o censura previa a cualquier tipo de prohibición o clasificación de material escrito, cinematográfico o de otro tipo y que impide o dificulta el acceso a la información.
La censura criminaliza la comunicación de ciertas acciones, ya que supone la prohibición de producir, imprimir y difundir cierta información, cierto arte o incluso la mera expresión coloquial de ciertos temas.

La censura se lleva a cabo con el fin de mantener un status quo ideológico y político, controlar el desarrollo de una sociedad, o suprimir la disconformidad de un pueblo sometido. Por eso, es muy común la censura en la religión, los clubes y grupos sociales, y los gobiernos.

La influencia es la habilidad de ejercer poder (en cualquiera de sus formas) sobre alguien, de parte de una persona, un grupo o de un acontecimiento en particular.

El suscrito se encuentra de vacaciones, por favor dejar mensaje después del bip.

Fuente: wikipedia.

Etiquetas:

miércoles, diciembre 23, 2009

Y tu ¿a qué vas a la Universidad? Episodio IV

Estimado profesor, le envío el reporte de autoevaluación que pidió sobre el desarrollo de su curso.
Es raro esto de ponerse nota uno mismo. :P

Asistencia: Bueno, fui a casi todas las clases, falté sólo a tres ( de las 10) y siempre quise ir aunque no fui. Además las justifiqué. Me pongo un 6,9.
En puntualidad creo que merezco un 7 ya que llegué atrasada sólo a dos clases ( dos clases son nada profe ☺ ja! ). Además, interrumpía poco (wajaja!)
En participación, cumplí bien supongo aunque creo que no estuve muy bien, pero le puse empeño, supongo. Asumo que soy algo floja y no participé como debiera y a veces atornillé al revés con mis compañeros. A lo mejor debí haber sacado más provecho. Para la otra. Un 6,7.

A usted y al curso le pongo un 5,5
Me cargó eso de escribir todas las clases. Ya sé que es un curso de comunicación pero debe saber que a mi me carga comunicarme así que hice lo mejor que pude. Me daban lata sus clases, porque la vergüenza y a mi me cuesta eso de mirarse a los ojos y hablar en público. Nunca le encontré sentido a las actividades. Me cargaban. Creo que usted debería preparar mejor sus clases profe!. A lo mejor debería considerar que tenemos vergüenza y no queremos hacer a veces las cosas. Eso de tener que participar por obligación no lo encuentro muy bueno, creo más valorable que las personas salgan como voluntarias y que no sea impuesta. Además viernes en la tarde. Debería hacer algo usted al respecto. Me cargó que me mirara fijamente la primera clase y que además siempre tuviera un aire como que sabe más. A lo mejor fue una estrategia, pero no la entendí.

Bueno, creo que he sido muy honesta aunque sé que mi participación no fue la mejor y por mi honestidad creo que merezco un 7.

Al grupo le pongo un 7. Somos bakanes. Algo desordenados y si bien a veces ( casi siempre) no pescamos y no hacemos caso, pero tenemos buenas intenciones.
En resumen, creo que este curso fué muy bueno para nosotros y nos entregó herramientas no solo profesionales sino que para la vida. No es un ramo “de relleno” como creí al principio (no se sienta profe ☺). Es original en la metodología pero me pareció poco estructurado ya que nunca se tenía claro lo que se iba a hacer, mucha ambigüedad y a mi la ambigüedad no me gusta. Eso de no pasar asistencia y dejar libre la posibilidad de irse de la asignatura con nota mínima me confundió y creo que a veces usted debía improvisar cuando el curso no pescaba para seguir las actividades.
Eso.

Ah, lo último, no me gusta ponerme nota, creo que usted debería hacerlo.

S

Etiquetas:

lunes, diciembre 21, 2009

Todo Vale



A mediados de octubre pasado coincidieron en Brasil el congreso de la Asociación Brasileña de Quiropraxia (ABQ) y la reunión anual de la Federación Latinoamericana de Quiropraxia (FLAQ) en Sao Paulo con el Congreso de Fisioterapia organizado por la Asociación Brasileña de Fisioterapia (AFB) y la reunión de comité consultivo de la CLAFK en Río de Janeiro.

Desde hace dos años que ambas profesiones vienen arrastrando un conflicto, que se encuentra en tribunales actualmente, generado por la Asociación Brasileña de Fisioterapeutas Quiropraxistas (ABRAFIQUI) quienes desde 2007 con muy buenas redes políticas y un cuestionable marco ético, han desarrollado programas educativos, de 300 horas de estudio formal, y desconocido la autonomía profesional de la Quiropraxia pretendiendo fagocitar sus saberes y competencias. Tal alto ha llegado el desequilibrio que han orquestado redadas en las clínicas de los quiropracticos acudiendo con la policía para detenerlos por ejercicio ilegal de la profesión de fisioterapeuta. La justicia falló a favor de los quiroprácticos. Como su pretensión ha sido también la de asimilar a esta clasificación a todas las corrientes de terapia manual ortopédica agrupadas en Brasil, la AFB ha comprado el producto y aprovechando la contingencia de la reunión del comité consultivo ha realizado insistente lobby y ejercido presiones para que la mesa directiva de la CLAFK reconociera la especialidad de Quiropraxia y Osteopatía como propia de la Kinesiología y Fisioterapia, y de paso exportarla como plan de desarrollo para la región. Es destacable mencionar que quien ha liderado esta iniciativa es un empresario de la salud quien no es kinesiólogo y quién avala la formación quiropráctica, su señora y presidenta de la ABRAFIQUI, tampoco es quiropráctica.

Hasta la semana pasada ese era el escenario.

¿Y… que relevancia tiene esto? se preguntará. Ocurre que hay tres elementos relevantes en esta ecuación.
Lo primero, el tenaz afán caníbal del país con mayor peso específico en la región (120.000 fisioterapeutas) y probable candidato a tener la CLAFK en el siguiente periodo, segundo que el Comité Central Directivo de la CLAFK se encuentra hasta 2010 en Chile y tercero, su presidente y el actual chairman para América del Sur de la WCPT es kinesiólogo y quiropráctico con intereses y ligues en ambas veredas.


Bastó un viaje a Brasil de nuestra directiva nacional con ocasión de la reunión consultiva CLAFK para tener la posibilidad de importar esta problemática.
De hecho, desde esas fechas se instaló en ciertos circuitos la conversación sobre la Quiropraxia como especialidad de la Kinesiología. Algunos abrieron ampliamente sus ojitos ($$) con tal expectativa.

Tuve la oportunidad de estar en Brasil y de atestiguar el progreso de esta tensión que requirió la seria y ecuánime respuesta de los comité ejecutivos de ambas agrupaciones latinoamericanas, así como la intervención de otros organismos internacionales para su resolución.
La conclusión de estas es lo que se puede leer en el informe del 17 de diciembre que CLAFK realiza a través de su Secretaria Ejecutiva a partir de las recomendaciones emitidas por la WCPT y la IFOMPT.
En ella se hace hincapié en el hecho de respetar otras profesiones distinguidas mundialmente como autónomas y evitar que la terapia física utilice terminología perteneciente a otras disciplinas que puedan confundir a la población

“La WCPT hace un llamado a sus países miembros para que promuevan la defensa de nuestra profesión y sus prerrogativas del libre ejercicio y desarrollo clínico en todas las áreas de desempeño de nuestra profesión, entre ellas, la libre utilización de la Terapia Manual(Movilización) y Manipulación, la cual debe comprenderse como una competencia distintiva, propia y debidamente validada de la Terapia Física, Fisioterapia y Kinesiología a nivel mundial.”

La Posición de la International Federation of Manipulative Physical Therapy IFOMPT, máximo referente técnico de la WCPT en el área de la Terapia Manual: El IFOMPT respalda la posición de la WCPT cuando establece que la Terapia Manual(Movilización) y Manipulación, conjuntamente con sus estándares de formación internacional, deben fomentarse como una herramienta clínica, que poseen un enfoque propio y diferenciador de nuestra profesión, debidamente validado histórica, social y científicamente. Por lo que hace un urgente llamado para que los fisioterapeutas, terapistas físicos y kinesiólogos del mundo, se abstengan de utilizar terminologías o denominaciones impropias que puedan dar lugar a confusión de nuestros procedimientos con los de otras profesiones, en particular cuando se haga referencia a las Terapias Manuales e intervenciones manipulativas realizadas por terapistas físicos, kinesiólogos y fisioterapeutas. El IFOMPT además, en su comunicado oficial, aclara expresamente que la Terapia Física(Fisioterapia y Kinesiología en nuestra región), la Quiropraxia y la Osteopatía, son tres profesiones distintas y debidamente diferenciadas.


A mi entender la problemática queda sanjada y aunque ignoro la respuesta de Brasil ante esta sentencia internacional estimo que los conflictos de intereses e inhabilidades vistas en Brasil finalmente derivaron en una paradoja tanto para la kinesiología como para la quiropraxia que deberá ser resuelta en el corto plazo por quienes corresponda.

Tengo claro que en nuestro país la Kinesiología, a partir de la terapia manual, tiene un enfoque bastante definido y que si bien en algunos espacios tiene áreas grises con la Quiropraxia, esta última posee modelos diagnósticos y terapéuticos muy diversos que se alejan de cualquier descripción que la kinesiología haya podido manifestar a lo largo de sus años de desarrollo. Esto es lo que ha hecho que en esos países con historicidad ninguna haya sido asimilada por la otra.

Por demás, la TMO es tan rica y diversa en sus formas y tendencias que no requiere a estas alturas tomar ropa prestada de ninguna otra disciplina por más que existan llamados a desvestir un santo para vestir a otro.

Por otro lado, si de autonomía profesional se trata, la Quiropraxia lo es desde sus inicios y con mayor cercanía a las posibilidades que la medicina, odontología y farmacéutica ofrecen desde la matriz disciplinaria. Desde allí hay un buen ejercicio de imitación y salida para que la kinesiología alcance su ansiada autonomía. Un ejercicio de simbiosis más que de depredación respetando con gran claridad los espacios y límites por lo que cada una transita en pro de mejorar los problemas de la humanidad.