sábado, noviembre 26, 2005

Virtus Dormitiva



Conceptualmente el diagnóstico es un ritual de poder. Permite predecir y pronosticar. En cualquier ámbito. Salud, educación, economía o política. Quienes lo realizan se encuentran por encima de aquellos que lo reciben. El diagnósico otorga autoridad dado que sanciona un conocimiento o habilidad especial que permite de alguna manera problematizar, predecir, solucionar o curar, con diferentes herramientas. Oráculos, bolas de cristal, el iris del ojo, crecidas de rios, la orina, el movimiento de astros, los pulsos. Los sacerdotes las cosechas, los magos las batallas, los curanderos el fluir de la vida y de la muerte.

Moliere, hace muchos años, contó un examen oral de doctorado en el cual los sabios médicos preguntan al candidato la "causa y razón" de que el opio haga dormir a la gente. El candidato responde triunfalmente, en un latín macarrónico, que ello se debe a que "posee un principio dormitivo (virtus dormitiva)".

Pregunto yo que qué es eso que los kinesiólogos llaman "Diagnóstico Kinesiológico" y se me responde que "es el diagnóstico realizado por un kinesiólogo".

domingo, noviembre 20, 2005

El Ofertón

Recuerdo que cuando estaba a cargo de los estándares en kinesiología, por allá por el año 2001, a propósito de la reforma a la salud, que recién se iniciaba, pensábamos estar, por primera vez, adelantados en términos políticos al acontecer nacional y fuimos a conversar con las autoridades del Minsal para plantearles nuestra intención de obtener la autonomía profesional. Teníamos estándares en curso, habíamos tenido conversaciones con la ministra de la época, con el Fonasa, con la superintendencia de Isapres y definitivamente estábamos en la mirada que venía. Por tanto, dada la evolución de la profesión y de su promesa a nivel local, con mucha confianza considerábamos estar preparados para hacer la oferta.
En aquella ocasión, cuando fuimos a conversar, armados de finos y sólidos argumentos, para plantear el requerimiento de que los Kinesiólogos estábamos en condiciones de ser profesionales de primer contacto, la respuesta simplemente fue:
"... nos parece muy bien la propuesta, los kinesiólogos son un grupo profesional con muchas proyecciones y prometen resolver bastantes problemas de salud pública del país, creemos que aunque puedan existir ciertas resistencias del gremio médico, politicamente es factible y necesario".. "pero..... en lo formal, ¿como piensan hacerlo? ¿cuales son las prácticas y metodologias que tienen pensadas para que eso sea una realidad?".
Jaque Mate.

Quedé mudo.... Uno porque frente a la nula resistencia ante la petición, mis argumentos quedaron muy bien guardados y dos porque no supe que responder a esa inesperada pregunta, luego de la menos esperada respuesta previa, para la cual no llevaba ninguna solución clara. Me sentí como cuando sin tener grandes opciones, vas a pedir que te dejen jugar en las ligas mayores y te das cuenta que ante la posibilidad cierta, solo tenías estrategias para pedir que te dejasen jugar en las ligas mayores.
Nos despedimos pues, con sonrisas, bastantes auspicios y promesas de seguir trabajando en el futuro.

Durante un tiempo vagué en la resignación preguntándome ¿ dónde estaba la problemática?. Resolví que:
1. Mis prácticas de kinesiólogo están adaptadas para cumplir la prescipción médica. Me es infinitamente más fácil hacer lo que me digan y descargar la responsabilidad que asumirla.
2. No dispongo de las herramientas necesarias. ¿Como va usted a pedirme que conduzca un transsantiago si toda la vida he andado en bicicleta?.
3. Sólo una punta de iceberg está preparado para la responsabilidad del primer contacto. Por ahí se podría partir.
4. Las universidades están ocupadas de lo técnico y de los post grados. Mirando para otro lado, con suerte, buscando la articulación con las políticas nacionales.
5. Se aprecia que para el gremio lo de la autonomía es un renglón más del discurso. Ocupado de las competencias y especialidades, donde no se expresa, con la pasión requerida, ni el deseo ni la visión y no se hace referencia clara (como proyecto nacional consensuado) hincarle el diente al tema, en una reforma a la salud que se nos escapa. (.... y no confundamos la escena con lo de la LOCE, que es un gol muy bien puesto por la autoridades.)

6. Esto es algo que definitivamente no está en el paradigma del kinesiólogo.

Entonces me hice otra pregunta :

¿Que es impensable hacer hoy en día en la kinesiología chilena, pero que de hacerlo cambiaría completamente la manera de hacer kinesiología?





sábado, noviembre 12, 2005

¿Eres Cínico?

Tomado del blog de Javier Martínez

ironico 1

Alguien está hablando de algo que parece importante. De hecho, todos muestran semblantes graves. Tu, en cambio, no puedes aguantar las ganas de reír. Y no porque estés particularmente contento, sino porque la situación te hace reír, y porque ya aprendiste a reírte, incluso, de ti mismo.

Hace rato te diste cuenta de que existen distintos modos de mirar el mundo, y que el tuyo siempre parece estar más alejado que los del resto. Tu juegas como sentado en una galería desde donde se observa pasar la vida, mientras otros están en la cancha, haciendo cosas que no tienen aparente sentido, aunque más sanos y transparentes que tu. Admiras a esas personas, que cuando hablan lo hacen sin dobleces, sin distraerse del juego. En cambio no deja de sorprenderte ese maldito estilo que te atrapa y que parece decir “al final, nada tiene importancia; todo es parte de un rol que estamos jugando, de una obra representada en el teatro que es el mundo.”

La primera vez que te hablaron de compromiso te sonó a farándula y a recomendación de revista femenina. Te reíste de los semblantes graves, aunque con el tiempo aprendiste a jugar como si fueses uno más dentro del zoológico. Pero nunca lo fuiste del todo. Aprendiste a ser responsable y a cuidar las relaciones con otros seres humanos. Dejaste atrás la adolescencia con el doloroso despertar a un mundo con reglas diferentes de las que te hablaron en tu juventud:

1. Estás condenado a desaparecer.
2. No eres particularmente “especial”.
3. No eres necesario.

El cinismo era la música que bailabas en la universidad; era tu carta de presentación y tu charm con las mujeres. Pero a tus amigos se les fue pasando y a ti no.

Y es que, en el fondo, tu cinismo es más profundo que el de un adolescente mañoso y tonto.

Tu participas de un secreto terrible, que te acecha detrás de cada recodo del camino, y que te mantiene atrapado lejos del compromiso profundo con tu vida. Pretendes ignorarlo y lo único que consigues es engañarte a ti mismo, hasta que vuelves a caer a los pies de esa trágica verdad que tu sabes que yo conozco y que –tu lo entiendes-, no puedo nombrar.

jueves, noviembre 10, 2005

¿Foro o Forro?


Cada cierto tiempo cometo la torpeza de ingresar allí. Definitivamente es el producto de la curiosidad y la expectativa. La expectativa de verificar algún cambio o evolución que me anime a pensar que esto va bien , que me haga sentir orgulloso, sobre todo cuando "eso" se expone al mundo.
Pero cuando, luego de una breve revisión, dirijo el mouse hacia la flecha de retroceso con la premura por irme de allí, siento una frustración enorme al corroborar que nada ha cambiado. "Nunca más" me repito. Entonces, cada cierto tiempo cometo la torpeza de ingresar allí.

domingo, noviembre 06, 2005

Quirosiólogos


La conversación sobre identidad está en todos lados. Los kinesiólogos chilenos no somos los únicos preocupados con el tema de la identificación de la profesión, problemas de este tipo se hacen patente en todo el orbe.
Hace poco, un post de John Childs instala en la palestra la problemática de los terapistas norteamericanos en cuanto que la sigla que los identifica, "PT", no es reconocida de manera exclusiva en el vocabulario médico para ellos, permitiendo confusión con otros términos. Estimado John.. esos son pelos de la cola.

Si, pelos de la cola cuando vemos como se configura el escenario de dos de las disciplinas encargadas del cuidado neuro músculo esquelético en el mundo de la salud organizada en occidente; me refiero a la kinesiología y la quiropraxia.

Desde que en el hemisferio norte y en oceanía la kinesiología alcanzó la categoría de primer contacto, la pelea se encuentra en el area chica. Es cosa de todos los días evidenciar la lucha por la hegemonía del mercado del "backache". (ver video). Los quiropractores, que ya venían bancándose y rebatiendo los ataques del gremio médico, arremeten en el mundo de la terapia física declarando que los terapistas físicos no solucionan los problemas efectivamente. Por su parte los PT`s se quejan de la falta de evidencia científica, de que no se limitan exclusivamente a tratar la subluxación, única lesión que los faculta la ley, y contratacan con argumentos más relacionados con la confiabilidad comercial que con la técnica.

La pelea se ve dispareja sobre todo cuando afecta fuertemente al bolsillo. En la arena actual los Pt´s americanos, a pesar de haber alcanzado la calidad de Doctor en Terapia Física y sentirse más autónomos que nunca, están viendo limitadas sus posibilidades de acceder al sistema privado de salud (los Isapres nuestros) cuando la American Chiropractic Network (ACN), les gana el espacio tradicional gestionando convenios con la United Health Care para administrar los servicios de terapia física y terapia ocupacional de sus afiliados. Tremendo problemazo cuando le piden a otros hacer lo tuyo. Y ellos la llevan en esto.

Si vamos al terreno nacional, desde la certificación otorgada por el Anglo European Chiropractic College a cerca de 40 kinesiólogos del medio nacional, entre los que me encuentro, he visto a aquellos que como lo he declarado anteriormente hemos optado por un transitar paulatino, otros se han identificado plenamente con la quiropraxia y están llevando a cabo una excelente promoción de esa bella disciplina.
Sin embargo, los que realmente me preocupan, debiera decir asustan ( ya lo hicieron), son los pertenecientes a una nueva especie de confundidos colegas, los quirosiólogos, con los cuales deseo fuertemente no identificarme, los cuales por donde van llevan confusión, y han visto en esto de estar entre ambos lados del espejo el mejor negocio sin percatarse, (...confío), que están perjudicando a ambas disciplinas.

Aprender de las experiencias de los grandes y preocuparse que no ocurran cosas similares, más aún cuando kinesiólogos y quiroprácticos provienen en Chile del mismo tronco genealógico, es algo que califico como una habilidad.
Hago un llamado a las autoridades de la Corporación Chilena para el Estudio de la Quiropraxia para que actue habilmente y, luego de dos años, efectivamente con tono definiftivo defina su identidad delimitando la geografía y las prácticas de la quiropraxia en el país.
Los llamo a ellos porque por parte de los kinesiólogos, al menos por ahora, estamos jodidos.